Back on track

Estos últimos meses han sido de muchos cambios, los cuales podría enlistar pero de momento sólo voy a hablar de uno.

En mi época de estudiante en México practicaba mucho atletismo, específicamente disciplinas de velocidad. Una lesión en un tobillo por aquí, cambios de residencia por allá, lesión en la rodilla por acá, el tobillo faltante que no podía quedarse atrás y otras razones más hicieron que mi práctica deportiva fuera más esporádica y alargara mi regreso a las pistas, o bueno, a las calles.

Mientras todo eso pasaba amigos y familiares terminaban Iron Man´s, maratones y más carreras de larga distancia lo cual demostraba que tales resultados son posibles gracias a la combinación de esfuerzo y constancia.

Para no entrar tanto en detalle este último año estuve corriendo en promedio una vez por semana. Llegó un momento en que correr 3 kilómetros no significaban demasiado problema para mi rodilla dañada. Aprovechando el buen clima veraniego nos animamos @helenistica y yo a prepararnos para un 10k, y que mejor que en el que anualmente organizan Nike y la Mairie de los distritos 1 y 2 de París.

Dije prepararnos porque NO se trataba de inscribirnos y presentarnos el día de la carrera y ya. Se trataba de llegar en las mejores condiciones posibles y de disfrutar la experiencia.
El no prepararte trae varios contras. Una buena preparación no significa únicamente que vas a terminar la carrera, sino que en los días posteriores vas a poder caminar sin problema porque acostumbraste a tu cuerpo paulatinamente al esfuerzo y a la distancia. Una buena preparación fortalece tu corazón y no lo dañas con esfuerzos innecesarios.


Estas son algunas de los resultados y situaciones que retengo de la experiencia :

  • Entrenamos 3 veces por semana casi religiosamente, salvo si había lesión o resfríado, y corrimos +160 kilómetros
  • Mejoramos nuestra alimentación poniéndole más atención de la que ya tenía
  • Bajé de talla y no tanto de peso
  • Redujimos el consumo de alcohol, el cúal tampoco era mucho
  • Mejoramos nuestro promedio de sueño díario (8 horas)
  • Mi rodilla y tobillos se comportaron a la altura, bueno, salvo uno que empezó a rajarse días antes de la carrera
  • Reduje en 5 minutos mi tiempo estimado, el cúal calculé al momento de la inscripción
  • La organización del evento fue excelente y el recorrido muy atractivo, tanto que hasta pasó por mi cabeza correr con reflex 🙂

La experiencia valió mucho la pena, seguimos motivados para inicialmente bajar nuestros tiempos, mejorar la preparación y quien sabe, a lo mejor en unos meses incrementamos distancia.

Edit 11/10/12 :
Aquí yo posando para la foto por ahí del kilómetro 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.