Salvador -Sal- Sanchez

Ayer se cumplió un cuarto de siglo de la muerte de una de las leyendas del boxeo mexicano y mundial; alguien que a su corta edad, 23 años, había llegado a la cima y aún le faltaba camino por recorrer, éxito a vivir y alegrías a dar a los aficionados al boxeo. Oriundo de Santiago Tianguistenco falleció en la carretera rumbo a Atlacomulco al impactar su porsche contra un camión. A su homenaje el día de ayer seguramente asistieron José Sulaimán, Julio César Chávez, Wilfredo Gémez, Azumah Nelson y hasta Don King.

Leo que su sobrino quiere seguir sus pasos y que sus hijos, a quienes yo tenía de compañeros en la primaria, no siguieron el camino del deporte.

Vean este video y posteriormente esta crónica; hasta la piel se pone de gallina.

Vía Olganza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.