Exposición Our body

Durante mi infancia yo creía que iba a ser médico, me la pasaba viendo programas médicos (como operaciones) en Discovery Channel y programas parecidos con singular interés. Todo iba bien hasta que conocí a fondo el mundo de las computadoras, por ahí de la edad de 10-12 años.

Uno de mis mejores amigos es médico, ahora él está en su especialidad y cuando estaba en la facultad en sus primeros años me invitó a una o dos biopsias y fue ahí cuando confirmé que la medicina no era para mí; piernas temblorosas y visión borrosa me lo indicaban.

Hace un par de semanas (días más, días menos) aproximadamente llegó a París la exposición Our Body (Bodies, en inglés) y como era de esperarse despertó la polémica en los medios y en mí esa curiosidad (no confundir con morbo) que tenía desde hace varios años. Por fin podría ver cómo es por dentro el cuerpo humano sin tener que entrar a la morgue (pude haberlo hecho con mi amigo) a una operación donde la sangre corre a cántaros (bueno, no tanto) o imaginármelo con maniquís o imágenes de enciclopedia.

Por qué? Porque se trata de una exposición hecha con cuerpos humanos a los cuales se les eliminan elementos grasos y fluidos, con lo cual se evita la descomposición de los cuerpos. En lugar de lo que se elimina se inyectan polímeros (plásticos). Teóricamente esos cuerpos fueron donados en vida por los “propietarios”. Lo que más causa polémica en los medios franchutes es que en su mayoría sean cuerpos chinos (nel, no son piratas). Para algunos es arte, para otros es ciencia (conocimiento) mientras que para otros (como los medios) es morbo.

Inicialmente esta exposición fue propuesta para ser presentada en el Museo del Hombre pero los directivos dijeron que por no ser éticamente correcta dicha exposición debería encontrar otro lugar.


“Change always brings controversy and opposition”

Aquí en París no se mostraron todos los cuerpos que pueden ver en el video de este post; desconozco la razón. Las secciones que más me gustaron fueron las de el sistema musculo-esquelético y la vascularización de los órganos.

Actualizaciôn 30/4/9 : La exposiciôn fue prohibida el 22/4/9.
Aqui algunos comentarios de lectores de Le Monde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.