Por fisgón

Imaginen esta situación. Viven en una residencia universitaria donde por lo regular hay solo una cocina (compartida) y varios varios cuartos por piso; algo muy común por estos ´lares. Se te antoja algo, te animas a cocinar y mientras se cocen tus alimentos los dejas un momento para hacer alguna otra actividad. Seguramente en el inter no faltará el vecino abusado-gorrón que le echa un ojo a tus recipientes pa´ver qué cocinas y de paso, si se le antoja, darle una probadita. No dudo que esta misma situación le haya pasado a los creadores del siguiente video.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.