Quemarías tu carro?

La foto que se encuentra abajo no fue un accidente.

Hace unos días visité un taller al cuál nos mandó la aseguradora (la historia del pequeño trancazo debería contarlo mi bro es su blog pero ya le da flojera escribir, jaja). Ahí nos encontramos un Alfa Romero quemado, le preguntamos al gerente del taller y nos contó lo siguiente:

Una persona compró su carrito, pero NUNCA se cuidó de darle mantenimiento. Un día el vehículo se le desvieló y como la máquina costaba más de 130 mil pesos y eso no lo cubría el seguro optó (según él ingeniosamente) por fabricar un accidente de su auto para que fuera pérdida total. Lo llevó en una grúa de plataforma a la carretara, ahí lo bajó y le empujó a un árbol (dizque para aparentar un impacto contra el árbol), ahí le prendió fuego al estilo novelas de Tele-risa. Su excusa fue que iba manejando, perdió el control, se impactó en el árbol, salió a marcarles a los del seguro y minutos después su auto estalló. El seguro no se tragó su mentirota y ya va a entrar el carro a peritaje. Todo apunta a que el fulanito se quedó sin su carro, pero ¡qué carro!. Lástima.

Quemarías tu carro?
Click para ver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.