SOS, c´est où l´anglais?

Antes de venir tenía plena confianza de mi nivel de francés gracias mis cursos tomados en la Alianza Francesa en México; iluso yo, qué equivocado estaba. Las bases las 1/2 tenía pero no la práctica, misma que 3 horas a la semana no te pueden dar, al menos no tan fácil. Afortunadamente después de 2 meses de francés intensivo en Vichy y más de 1 año y medio de convivencia díaria el nivel mejoró significativamente, aunque hay algunas excepciones debido a la también falta de práctica. Lo malo del asunto es que parece que por cada palabra de francés que entra una palabra de inglés se esconde, y por qué no, a veces también del propio español (aunque usted no lo crea).

Puedo decir que en la mayoría de las situaciones cuando estoy en contacto con el francés (hablado, leído, escuchado) mi cabeza piensa ya en ese idioma. A veces hasta la pronunciación tengo, horror! declárome culpable; en lugar de decir un jai, jelou , jalf o guai-fai se me sale un ai, éló, alf o güi-fi… ; eso sí, JAMÁS un manatán (adivinen a qué palabra del inglés se refieren).

Un problema es que cuando debo hablar la lengua de Shakespeare inmediatamente después de haber hablado la de Molière el flujo se comporta de la forma siguiente:

francés —> español —> inglés

En serio ésto llega a ser frustrante y más cuando, en una empresa en la que literalmente sueñas trabajar (en mi caso una aquí en Fr), una parte de la entrevista para prácticas es en inglés y las palabras o toman mucho tiempo en llegar o simplemente mueren de inanición (timeout).

Quién está en una situación parecida? Alguna anécdota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.