La marcha

Repotaje en Le Monde.

Manifestacion contra la violencia

En mi opinión un verdadero cambio dentro de la “seguridad” viene de más atrás. Al proveer mejores servicios de salud, mejores salarios-tanto a ciudadanos como a miembros policiacos-, mejor educación – Elba Esther, estás leyendo? -, capacitación a la policía y cívica a la población en general…… Es más complejo de lo que se ve.

Jorge Zepeda, entre otras cosas, comenta:

La peor marcha es aquella que deja la sensación en el ciudadano de haber cumplido con su tarea. La manifestación simplemente sirve como desfogue de indignación y da paso a la inmovilidad. Convertirnos en masa sólo sirve si termina en el horno. De otra manera, es un desperdicio de harina y huevos que bien habrían hecho falta para otros fines… ¿Cómo pedirle a un judicial de Jalisco que ponga en riesgo su vida, si su procurador es descubierto en fiestas donde hay abusos de menores pero es protegido por el gobernador? ¿Cómo tener secretarios de juzgado intachables cuando su jefe exige alterar pruebas para otorgar permisos a un poderoso fraccionador? …. La marcha será útil sólo si constituye el inicio de un compromiso ciudadano con una sociedad honesta. Servirá si deriva en un activismo en contra de la corrupción…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.