¿Mr. López Obrador, president of the United States?

Desafortunadamente para todos aquellos que quieren ver un paralelismo entre Gore y AMLO, hay una diferencia importante. Gore no renegó de las reglas tras perder….

….Pero el candidato nunca sintió que “le robaron” la elección. Al contrario: como lo prometió, se atuvo al resultado.
Nunca sacó a la gente a protestar, ni organizó “asambleas informativas”.
Muchísimo menos acusó a sus seguidores ni voluntarios de campaña de “corromperse” y “venderse” por un complot en su contra.
Gore aceptó las reglas del juego desde el principio. Las respetó siempre. Y cuando no le favoreció el resultado, en una actitud de conciliación, por el bien del país, aceptó la derrota.
Igual hizo Richard Nixon en 1960, cuando perdió también por estrechísimo margen contra John F. Kennedy.
Le dolió la derrota, porque tenía muchísimo apoyo de un sector importante de la población. Pero aceptó las reglas del juego, en bien de la república, del país….

…Seis años después de esa “derrota”, millones de americanos votarían por él con los ojos cerrados, casi la mitad del país. Incluso es un fuerte contendiente para la nominación demócrata en el 2008, para pesadilla de Hillary Clinton quien también la busca.
Muchos más, que no votaron por él, lo harían ahora tras atestiguar su respetuoso proceder aun en la derrota.

…Los electores aprecian la actitud de quien respeta sus promesas, aunque no le sean favorables. Son estas actitudes (y no los berrinches sin sentido) los que engrandecen sus figuras. Les dan una dimensión presidencial de verdaderos estadistas…

…y cómo sí se pudieron hacer marchas multitudinarias por la inmigración?”. Pero ese fue un caso totalmente distinto. De hecho, las marchas por la legalización migratoria no se hicieron para apoyar a un candidato, ni exigir que se desconociera a las instituciones (como quiere AMLO). Lo que buscaban es rebatir una propuesta de ley que iría a destruir a miles de familias al declararlas delincuentes…En este sentido, las marchas inmigrantes son más parecidas a la Marcha Contra la Delincuencia organizada en el 2004 en la ciudad de México, y de las que casualmente López Obrador se burló diciendo que eran caprichos de “pirrurris”………

Artículo de César Fernando Zapata en Crónica sígue leyendo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.